Caso real Vueling. Cómo conseguí la indemnización por extravío de equipaje

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

CASO REAL VUELING

¿Os ha pasado alguna vez que os quedáis de pie parados cerca de la cinta transportadora en un aeropuerto donde en teoría debe de llegar tu equipaje y nunca llega? Pues a mí sí me ocurrió. Volaba con la compañía aérea Vueling, se trataba de un vuelo regional, sin escalas, tan sólo hora y media de trayecto y a pesar de eso, mi maleta desapareció…

En este post os contaba lo que sucedió a continuación, en ese momento me encontraba muy decepcionada con Vueling.

Leerlo porque no tiene desperdicio y os será tremendamente útil para los próximos viajes. En ese post os doy consejos muy importantes para preparar la maleta de viaje, para que en el caso de pérdida, sea encontrada más fácilmente, algunas recomendaciones, un truco muy efectivo y los pasos a seguir para reclamar el equipaje.

Vueling

Cuando una maleta desaparece, te vas a casa sin ella y además tienes un niño pequeño, te das cuenta de la cantidad de cosas necesarias que llevabas dentro. Sin saber si la compañía aérea en este caso Vueling, va a hacer algo por ti y con la incertidumbre total y absoluta de si recuperaré mis pertenencias, te vas a casa bastante desengañada.

El mismo día que llegué a casa tuve que hacer unas compras de cosas necesarias para nosotros y nuestro hijo. Pasaron 48 horas y la maleta seguía en paradero desconocido, me vi obligada a desembolsar de nuevo otra cantidad de dinero para hacerme con esos bienes materiales que debido al extravío no teníamos.

Pues bien, un dato muy importante si os pasa esto es guardar todos los tickets y facturas de esas compras. Si la maleta aparece, te encuentras con cosas repetidas que nunca hubieras comprado si ese equipaje hubiera llegado con nosotros a casa.

¿QUÉ HICE?

Ya sabéis por este post que la maleta apareció al cabo de unos días así que era el momento de reclamar a Vueling lo ocurrido, no me podía quedar de brazos cruzados, tenían que devolverme el importe total de todos esos gastos que me vi obligada a hacer.

Les expliqué todo en un mail, en mi caso, como se trataba de Vueling, envié toda la información a este correo electrónico: EquipajeVueling@infopir.net. Si viajáis con otra compañía, entrad en su Web y localizad el correo electrónico para reclamar por pérdida de equipaje.

Me contestan a ese mail indicándome que envíe por correo ordinario certificado:

  • Las facturas de las compras en formato original
  • PIR (Parte de Irregularidad emitido por el aeropuerto de destino), te lo proporciona la compañía cuando sales del aeropuerto sin la maleta
  • Etiqueta de facturación del equipaje
  • Tarjeta de embarque
  • Datos bancarios
  • Dirección completa
  • Copia del DNI o pasaporte.

Pasó un mes y medio, no tenía noticias de este asunto y decidí volverles a enviar un mail preguntando si tenían noticias nuevas.

¿QUÉ CREÉIS QUE OCURRIÓ A CONTINUACIÓN?

Vueling

Pasaron algunos días y me responden manifestando que van a proceder a pagar la indemnización, no podía creerme lo que estaba leyendo, en unos días recibiría el dinero en la cuenta bancaria que había indicado.

Es muy importante que cuando os ocurra algo similar seáis francos, no intentéis engañar porque lo único que podéis conseguir es que no recibáis nada a cambio. Yo solo quería lo que era mío, ellos cometieron un error y era de recibo que actuaran en consecuencia, fui perseverante, paciente, sincera… esto condujo a un final feliz y saco cosas positivas de esta experiencia.

  1. He aprendido cómo ha de ir mi equipaje cuando viaje, lo llevaré totalmente identificado, no habrá otra maleta igual que la mía en el aeropuerto.
  2. Vueling Airlines es una compañía en la que puedo confiar, errores cometemos todos, pero hay que saber rectificar y ellos conmigo lo hicieron bien.

 Después de todo, gracias Vueling por esta experiencia, de todo se aprende

Ante cualquier duda, deja un comentario a continuación.

 

 

Guía para viajeros ¡gratis!

Recibe 4 plantillas que te ayudarán a organizar cada uno de tus viajes.

¿Te gustó lo que leiste? Compártelo

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

Deja un comentario