Qué hacer para viajar con niños sin estrés y disfrutar del viaje

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Qué hacer para viajar con niños sin estrés? Parece que esta frase unida no encaja, pero viajar con nuestros hijos puede llegar a sorprendernos para bien si tenemos en cuenta ciertas cosas y somos previsores.

La rutina, nuestro día a día, no tiene nada que ver con realizar un viaje en familia, ya que nuestro ánimo y cómo nos encontremos, influyen mucho a la hora de gestionar ciertas situaciones con nuestros hijos. Un mismo caso que se da en nuestro día a día, cuando estamos cansados, hartos de trabajar, de hacer las tareas de casa, se repite en vacaciones, cuando estamos felices, relajados y sin tareas, creedme que no se gestiona igual.

Aparte de este apunte, lo que quiero contarte hoy no va por ahí, hay más. En los viajes que he realizado con mi hijo, que ya son unos cuantos, he comprobado que si tenemos ciertas cosas en cuenta, realmente se reduce el estrés, todo fluye y disfrutamos todos, ¿crees que es posible viajar con niños sin estrés? Claro que sí, te lo cuento ahora mismo.

Tenerle las necesidades cubiertas a un niño siempre es primordial, pero cuando hablamos de hacer un viaje es más importante si cabe, de esta manera reinará la paz y la tranquilidad mientras disfrutamos del destino.

  • Llevar algo de comer encima cuando hacemos turismo es necesario cuando tenemos niños. Tienen hambre a todas horas y si en el momento que nos piden comida estamos haciendo alguna visita cultural y no es posible desplazarse a un bar para comprar algo, pueden ponerse muy nerviosos, de lo contrario, incluso estarán entretenidos comiendo mientras terminamos.
  • Llevar agua ya sabemos que teniendo niños es fundamental pero ¿habéis pensado cómo hacerlo cuando el calor aprieta? Creedme que ésta es una de las compras más top que he hecho para mi hijo. Se trata de un termo de la marca laken que conserva los líquidos a la temperatura a la que los introduces durante todo el día, vamos, que se terminan antes el agua de que llegue a calentarse. Lo compré en tutete.com . Va genial para usarlo en verano sobre todo con los niños. Tiene una apertura automática que ellos mismos presionan de forma sencilla y sale una boquilla para que puedan tomar el agua o lo que les pongas.

  • Todos sabemos de la importancia de llevar un pequeño botiquín para poder atender a nuestros hijos en el viaje. Lo llevamos, deseamos no usarlo pero hemos de ser previsores. Te indico lo que llevo siempre en mi botiquín de viaje para el niño:
  1. Roll on de árnica post golpes
  2. Apiretal para la fiebre, dolor o malestar
  3. Tiritas con dibujos infantiles, muchas veces me sirven de placebo, cuando lloran por un pequeñísimo arañoncito casi imperceptible, la ilusión de tenerla puesta hace que se le pase el mal rato de forma automática.
  4. Suero y gasas, para limpiar los ojitos, una herida…
  5. Citronella en parches para ahuyentar a los mosquitos, sobre todo en verano. Los venden en farmacias.
  6. Roll on post picaduras que alivia el picor de bichos y plantas.
  • Si en vuestro viaje habéis alquilado un coche y vais a hacer bastante uso de él, es imprescindible llevar entretenimiento: ceras de colores, papel, algún juguete que les guste… También son muy efectivos los juegos tipo veo veo, cantar canciones… tened en cuenta que seguro algún buen rato van durmiendo, ya que normalmente el coche les relaja.
  • No olvidaros de una muselina grande. Aunque vuestros hijos sean mayores, las muselinas os servirán para tapar el sol en el coche y si refresca de noche y se quedan dormidos, tenéis para cubrirlos. Me refiero a las muselinas o swaddles que miden 120cmx120cm. En tutete.com las venden y son preciosas.

  • Imprescindible llevar ropa de cambio de todo tipo, no sólo porque puedan mancharse, puede ser que se echen un vaso de agua encima, tengan una diarrea, etc.
  • Debéis ofrecerle un lugar para dormir y respetar sus horas de sueño. Cuando estamos de viaje no hay horarios, ni rutinas, pero ellos necesitan descansar. Lleva una silla de paseo ligera para que puedan echarse a dormir a cualquier hora y en cualquier lugar, e incluso cuando estén cansados de andar no tendrás que llevarlos en brazos.
  • Suelo viajar siempre con la cámara vigila bebés. Ya estamos de vuelta en la casa de vacaciones, llega la noche y los niños desean dormir, aporta una tranquilidad increíble verles mientras estás disfrutando en la terraza de la compañía y de la agradable temperatura.
  • Durante las vacaciones, alojarse en casas, puede resultarnos más cómodo si viajamos con niños. Podemos prepararles algo de comer, lavar ropa si fuera necesario y ellos tienen más espacio donde jugar y cosas que investigar. En un hotel tan solo tienes las camas y estás mucho más limitado.
  • Si elijes un destino donde la comida sea más adecuada para ellos mejor que mejor, ya que comerán en cualquier restaurante y será más fácil para todos.
  • No siempre se hacen viajes pensando en los niños, o al menos no todos los días estamos metidos en parques de atracciones. Si realizas un viaje que pueda ser más “aburrido para ellos” combínalo con pequeñas cosas que puedan motivarle, busca un parque para que disfruten un rato, en la playa todos los niños se lo pasan bien, cómprales algún juguete nuevo, o juega con ellos al pilla pilla o a encontrar cosas por ejemplo si los ves muy inquietos en algún momento, ya verás cómo les cambia el chip enseguida.

Si tienes hijos, te recomiendo leas este post: Volar con niños de corta edad. Consejos fabulosos que os salvarán la vida.

Te aseguro que con estas pautas vas a viajar con niños sin estrés y disfrutaréis toda la familia del viaje. ¿Quieres aportar alguna cosa más? Deja un comentario a continuación.

Guía para viajeros ¡gratis!

Recibe un dossier con plantillas que te ayudarán a organizar cada uno de tus viajes.

¿Te gustó lo que leiste? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario